Expedition

Adónde vamos a ir?


Todavía hay dudas al respecto... A decir verdad, nuestro destino aún no está totalmente definido. La idea sigue siendo un cambio de continente.

morethanshipping.com
morethanshipping.com

Variante 1

Embarque del vehículo en el norte de Europa desde el puerto de Amberes (Bélgica), o desde el puerto de Hamburgo (Alemania). Destino: Montevideo (Uruguay).

Variante 2

La segunda variante se desarrolla en el intercambio de 2 continentes, entre África y América. El plan consiste en embarcar el vehículo desde Italia para llegar a África por mar. La idea sería atravesar Marruecos descendiendo lentamente hasta Dakar (Senegal). Desde allí, volveríamos a embarcar el vehículo y lo enviaríamos a través del océano hasta Montevideo (Uruguay).

Desarrollo

Subiendo por Sudamérica vía Centroamérica y acabando en Norteamérica


Evidentemente, este es un resumen muy limitado de nuestras intenciones.


Estilo de viaje

Es difícil etiquetar un viaje en términos de 'estilo', cada uno tiene el suyo y sería un error dividirlo en categorías a seguir. Lo que sí podemos decir de nosotros es que nuestra forma de viajar suele empujarnos a aislarnos durante largos periodos de tiempo, y no es casualidad que el diseño de nuestro vehículo esté exactamente concebido para este "estilo" de viajar. Los lugares remotos desprovistos de civilización son sin duda nuestro destino favorito.


Consideraciones


El proyecto en el que nos embarcamos ha suscitado bastantes preguntas e inquietudes, sobre todo entre familiares y conocidos. Sin darme cuenta, he puesto en marcha un mecanismo que difícilmente se detendrá.  Un proyecto así requiere un esfuerzo considerable de preparación, planificación, logística y, por supuesto, financiación. Esta última, resulta ser un punto delicado que desgraciadamente no se resuelve. En pocas palabras, no disponemos de la cantidad de dinero necesaria para ponerlo todo en marcha. Sinceramente, no tengo ni idea de cómo encontraremos el dinero, pero estoy tan seguro como siempre de que encontraremos una solución. Quizá el dinero caiga del cielo...

  Y si por casualidad alguien quiere ayudarnos, ¡le recibiremos con los brazos abiertos!