Inspección de vehículos, Hop Suisse!

21.04.2023
Con este artículo me gustaría explorar un tema muy delicado que me está causando bastantes quebraderos de cabeza.


Como todos sabemos, las normas sobre vehículos de motor relativas a la prueba respectiva son en Suiza como en el resto de Europa bastante similares. Un camión como "el nuestro", que tiene fecha de caducidad, debe someterse a una inspección anual. Ahora bien, mis investigaciones y las 1000 llamadas telefónicas respectivas no dieron ningún resultado positivo ni alternativo. Sin embargo, al final encontré la palabra que buscaba desde hacía mucho tiempo, a saber: excepción

Preguntando a diestro y siniestro, descubrí que para los que emprenden viajes de larga duración, sí que hay excepciones. Seguro que usted entiende la cuestión sin que yo se la explique en detalle. Tener que examinarse cada año supondría realmente un gran problema. Piénselo, se encuentra en la otra punta del mundo y está disfrutando de paisajes impresionantes, está totalmente inmerso en su viaje, ¡y entonces recibe una citación para el examen! Sería difícil explicarle al funcionario de turno que se encuentra al otro lado del océano y que tardaría meses en volver a Suiza. Pero aparte de eso, sigue siendo impensable viajar por el mundo y cada año tener que volver a casa para probar un vehículo. Digamos que algún acuerdo bilateral en ese sentido ¡no vendría mal! De todos modos, recuerdo una de las muchas llamadas telefónicas de forma especial: recuerdo que le estaba explicando a la joven, con mucha paciencia, mi intención de viajar con un vehículo pesado a través de 2 continentes. Por sus silencios y preguntas dudosas, parecía no haber oído hablar de viajar en su vida, pero dejémoslo así. Ante la provocadora pregunta que le hice sobre la prueba se rió. Mi pregunta fue: pero ¿y si estoy en la otra punta del mundo y no me presento al examen? ¿qué ocurre? Su respuesta: es muy posible que no se presente, pero de hecho quedará registrado y cuando regrese a Suiza se emitirá una "especie de orden de detención", se le confiscarán las placas de matrícula y, no menos importante, se le sancionará como infractor. Con lo cual, ¡lo único que pudimos hacer fue reírnos juntos!

La excepción que he mencionado antes no es más que una especie de prórroga. Esto aún no está claro, pero lo estará cuando llegue a ese punto. Lo que es seguro es que para ganar meses de viaje será conveniente planificar cuidadosamente y, en consecuencia, ¡probar el vehículo unos días antes de partir!

¿Quiere saber cuál es el lado divertido de la historia?

Si lo piensa bien, ¡yo haría una prueba de conducción y en consecuencia pagaría las matrículas y el impuesto de circulación de un vehículo que ni siquiera circulará por suelo nacional! ¡¡Hop Suisse!!

Espero haber despertado cierto interés por este asunto y si alguien tiene alguna información nueva sobre el tema o alguna buena idea, no dude en escribirnos.

                                                                                                  SALVO